ABOGADOS DE ACCIDENTES DE CAMIÓN EN LOS ÁNGELES

Responsabilizar a las compañías de transporte y de seguros

Debido al gran tamaño de los camiones, las largas horas que sus conductores pasan en la carretera y su deseo de llegar al destino lo más rápido posible para cumplir con los plazos de entrega, no es de extrañar que, cada 16 minutos, un camión sufra un accidente o colisión. Los accidentes de camión, sobre todo aquellos en los que se ven involucrados camiones grandes, autobuses y vehículos comerciales, son más complicados que los accidentes de autos no comerciales. Las lesiones son más severas, la pregunta sobre quién es el responsable es más difícil de responder y, normalmente, hay más partes involucradas que en un accidente de auto ordinario. Por ejemplo, además de la culpa del conductor del camión, algunas veces el gobierno o fabricante del vehículo comparte responsabilidad por el accidente.

Los abogados de accidentes de camión en Los Ángeles de BD&J están acostumbrados a enfrentarse a grandes corporaciones y cuentan con los recursos necesarios para hacer justicia para sus clientes. Si usted o un ser querido se vieron implicados en un accidente con un camión, BD&J – el bufete de abogados con un historial de éxito demostrado en casos de accidentes de camión - está listo para ayudarles.

Póngase en contacto con nuestro bufete en el (855) 906-3699

Estadísticas sobre accidentes de camión

Los accidentes en la industria transportista han aumentado constantemente en los últimos 20 años. Hoy en día, este tipo de accidentes suceden un 20% más a menudo que hace dos décadas, causando cerca de 4.000 fatalidades al año en los Estados Unidos. A pesar de que los accidentes de camión suponen solo el 3% de todos los incidentes de vehículos del país, los camiones comerciales pueden causar daños más grandes que un auto de pasajeros típico.

Además, según un estudio publicado por el Departamento de Transporte de los Estados Unidos junto con la Administración Nacional para la Seguridad del Tráfico en Carreteras, los camiones grandes tienen un 23% más de posibilidades de verse implicados en accidentes de tráfico múltiples y fatales que un auto regular. Sin embargo, no siempre es tarea simple identificar a la parte o partes culpables.

Determinar la responsabilidad

A diferencia de los accidentes comunes entre dos autos, un accidente de camión puede tener diferentes responsables.

Estas son algunas de las partes que podrían ser responsables:

  • El conductor del auto
  • El conductor del camión
  • La entidad que rentó el camión
  • La compañía de transportes por falta de entrenamiento / regulaciones
  • Un mecánico que inspeccionó el camión indebidamente

Además, también es posible que el camión funcionara mal por culpa de piezas defectuosas, en cuyo caso el fabricante de dichas piezas podría ser el responsable. En accidentes en los que existe una carga de mercancías que se desprende, o cuando la mercancía se cargó incorrectamente, contribuyendo al accidente, el cargador o el transportista pueden ser los responsables. Cuando se trata de determinar de quién es la responsabilidad, a menudo tienen lugar diputas entre las partes potencialmente negligentes, complicando el proceso.

Leyes relacionadas con accidentes en al industria transportista

Existen leyes y normativas federales para regular la industria transportista. Estas normativas establecen estándares a los cuales lo dueños, conductores y compañías transportarse tienen que adherirse para poder operar en carreteras públicas. Las agencias principales que gobiernan la industria transportista son el Departamento de Transporte y la Administración Federal de Seguridad de Autotransportes. Estas entidades trabajan juntas para asegurarse de que casa operación de transporte sea apta para las carreteras y que cada conductor esté bien preparado para los retos únicos que supone operar un vehículo comercial.

Cómo las compañías de transporte tratan de eludir su responsabilidad

En el proceso de determinar de quién fue la culpa, normalmente las compañías de transporte toman ciertas medidas para protegerse, como por ejemplo, distanciarse del conductor, del camión y de cualquier otro equipamiento potencialmente responsable ligado a la compañía. La compañía transportista argumentará que, a pesar de que el camión llevara su nombre, el vehículo estaba rentado individualmente por el conductor. En este caso, el conductor, técnicamente, no era su empleado en el momento del accidente y, por ello, él es el único responsable por los daños causados.

Las compañías de transportes se distancian del vehículo o del equipamiento evitando comprar el equipamiento bajo su nombre y, exigiendo en su lugar a los conductores que compren sus propios vehículos y camiones. Si el equipamiento no pertenece a la compañía, el mantenimiento, las reparaciones y las inspecciones no son su responsabilidad, sino del conductor. Por ello, los accidentes que sucedan por culpa del mal mantenimiento del camión no serán responsabilidad de la compañía de transporte.

Cuente con un experimentado abogado de accidentes de camión en Los Ángeles

Los accidentes de camión son particularmente peligrosos por el alcance y magnitud de estas colisiones. Si ha sufrido un accidente de tráfico con un camión grande o cualquier tipo de camión comercial, contacte con los abogados de accidentes de camión de BD&J. Puede hablar con uno de los miembros de nuestro bufete hoy mismo acerca de su caso. Nuestros abogados evaluarán la responsabilidad y le asistirán para que obtenga la indemnización que se merece.

Estamos listos para escucharle. Llámenos hoy al (855) 906-3699 para comenzar.