ABOGADOS EN LOS ÁNGELES PARA CASOS DE PRODUCTOS DEFECTUOSOS

BD&J se hace cargo de casos complejos de productos defectuosos

Los consumidores tienen derecho a esperar un nivel razonable de seguridad y rendimiento de cualquier producto. Por ello, si utilizando un producto de manera cuidados y apropiada, este producto causa daños personales o lesiones, el fabricante, distribuidor o incluso vendedor del producto puede ser responsable por los daños causados. Existen muchos factores que determinan si puede ponerse una demanda, pero la mayoría de casos de productos defectuosos recaen en una de las siguientes categorías y, con la ayuda de un experimentado abogado en Los Ángeles para casos de productos defectuosos, usted tiene más posibilidades de recuperar la indemnización que se merece.

Nos hacemos cargo de casos relacionados con:

  • Defectos de fabricación
  • Defectos en el diseño
  • Falta de advertencias / instrucciones

Más información acerca de este tipo de asuntos a continuación.

Defectos de fabricación

Se establece que hubo un defecto de fabricación si el producto que causó las lesiones es diferente de la mayoría de productos disponibles del mismo fabricante. Esto normalmente significa que solo uno, o una pequeña selección de ítems, fueron mal fabricados. Por ello, las demandas por defectos de fabricación son las más comunes relacionadas con responsabilidad del producto. Alguno ejemplos son medicinas accidentalmente contaminadas con sustancias dañinas, un sistema de frenos mal instalado o la falta de dicho sistema en un vehículo o el defecto de una cadena articulada causando su debilitación y rotura, resultando en daños a la propiedad o lesiones.

Como abogados líder para casos de productos defectuosos en Los Ángeles con experiencia detallada lidiando en este tipo de casos, creemos que es importante que conozca los indicios y síntomas de que un producto es defectuoso.

Defectos en el diseño

Las demandas por defectos en el diseño son menos comunes, pero llegan más lejos que las demandas por defectos de fabricación. Los productos mal diseñados son defectuosos desde su creación, lo que significa que múltiples ítems en el mercado pueden suponer un peligro para los compradores. También significa que existen muchas partes responsables por los daños causados.

Por ejemplo, los profesionales del diseño, los probadores de productos y la compañía encargada de la creación del producto, podrían ser responsables por el diseño peligroso de un producto. Estas demandas se ponen normalmente contra acusados por parte de muchos demandantes o individuos afectados, a menudo resultando en una retirada del producto del mercado y una indemnización económica. Dos ejemplos de este tipo de defectos son: coche que tienden a volcar o mantas eléctricas que sufren cortocircuitos, causando descargas eléctricas o quemaduras.

Falta de instrucciones o advertencias adecuadas

Muchos productos pueden ser potencialmente peligrosos si no se usan correctamente. Por ello, es el deber del fabricante ofrecer a cada comprador la información necesaria para protegerse de posible lesiones si se usa indebidamente. Para que este tipo de demandas sean válidas, el producto debe ser peligroso de manera que una persona razonable no pudiera detectar. Las lesiones o daños deben ser resultado directo del mal uso del producto debido a la falta de información suficiente.

Esto significa que, si el producto no cuenta con instrucciones ni etiquetas de advertencia, pero no existen lesiones ni daños, no se podrá exigir una indemnización. Es posible, sin embargo, informar a la compañía del defecto, evitando que futuros usuarios sufran lesiones.

Podemos investigar su accidente para determinar quiénes son las terceras partes negligentes y responsables de sus lesiones.

Poner una demanda

Para poner una demanda, usted debe demostrar que:

  • Usted sufrió pérdidas o lesiones. Tal y como se mencionó previamente, debe existir una lesión o daños para poder poner una demanda. El potencial de provocar una lesión no es suficiente para llegar a un acuerdo y, por ello, no es razón suficiente para poner una demanda.
  • Un defecto fue la causa. Si hubo lesiones o daños, el defecto o falta de instrucciones debe haber sido la causa directa.
  • El producto se utilizó correctamente. Debe establecerse que, en el momento en que se sufrió la lesión o los daños, el producto se estaba usando exactamente como se indica en la instrucciones. Si no se usa un producto tal y como se indica, siempre existe el riesgo de sufrir lesiones, lo que hace que demostrar que la culpa fue del producto sea muy difícil. Por esta razón, es importante asegurarse de establecer que las lesiones no fueron resultado de uso erróneo del producto.

Contacte con nuestros abogados de confianza para recibir asesoramiento

Se pueden sufrir muchos tipos de lesiones si se usa un producto defectuoso, desde leves a severas. Si usted o alguien que conoce ha sufrido lesiones cuando usaba correctamente un producto defectuoso, contacte hoy con un abogado para casos de productos defectuosos en Los Ángeles de BD&J. Nuestro personal puede asesorarle acerca del potencial de su demanda y ganar la mayor indemnización posible.

Póngase en contacto con nuestro bufete hoy mismo (855) 906-3699.